Gastroduodenitis

¿Qué es la gastroduodenitis hemorrágica?

Un rasgo característico de la gastroduodenitis erosiva es la presencia de erosión en la capa epitelial externa de la mucosa gastrointestinal. Los elementos erosivos tienden a sangrar, con el resultado de que es posible el desarrollo de anemia.

Según el ICD 10 (la clasificación internacional de enfermedades), esta enfermedad pertenece a la clase de gastritis y duodenitis y se le asigna el código: K 29.9, que significa "gastroduodenitis no especificada".

¿Qué es la gastroduodenitis erosiva?

La gastroduodenitis erosiva es una enfermedad del estómago y el duodeno, que es inflamatoria y se acompaña del desarrollo de erosiones y úlceras en la capa epitelial superior de la membrana mucosa del sistema digestivo. La erosión puede desarrollarse en un solo o en plural, tanto en la mucosa gástrica como en el duodeno.

Debe recordarse que las formas olvidadas del proceso erosivo contribuyen al desarrollo de úlcera gástrica o úlcera duodenal.

Causas y tipos de patología.

Los factores que contribuyen al desarrollo de la enfermedad pueden ser tanto externos como internos. Causas externas del daño erosivo del tracto digestivo:

  • consumo frecuente de alimentos grasos y picantes
  • tratamientos a largo plazo o ingesta de antibióticos no controlada,
  • tabaquismo y abuso de alcohol
  • infecciones frecuentes de las vías respiratorias superiores,
  • infección bacteriana con Helicobacter pylori, que causa gastroduodenitis erosiva-hemorrágica.

A partir de los factores internos que contribuyen al desarrollo del proceso patológico, existen las siguientes razones:

  • predisposición genética
  • desequilibrio en el sistema de las glándulas endocrinas,
  • largas situaciones estresantes sobre un fondo emocional inestable,
  • cambios patológicos en el hígado, vesícula biliar, páncreas,
  • Infecciones intestinales graves.

Según la duración de las manifestaciones clínicas, la gastritis erosiva puede ser aguda, con una duración de hasta tres meses, y crónica, con el curso de la enfermedad durante seis meses. Según los cambios morfológicos, en la membrana mucosa de los órganos digestivos, se distinguen las siguientes formas de gastroduodenitis erosiva:

  • catarral: se preserva la integridad de la membrana mucosa, pero se observa hinchazón,
  • eritematoso: en paralelo con la hinchazón, hay una hiperemia pronunciada de la membrana mucosa.

Síntomas de gastroduodenitis erosiva

La patología erosiva en las primeras etapas rara vez se detecta. Los síntomas clínicos de la gastroduodenitis erosiva se caracterizan por náuseas leves, eructos, vómitos raros, dolor leve ocasional en la región epigástrica que ocurre después de comer. Las alteraciones en la digestión molestan a los pacientes con poca frecuencia. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad son similares a la gastritis ordinaria, por lo que los pacientes rara vez buscan atención médica.

Y solo cuando hay acidez estomacal, eructos agrios, dolor severo periódico o constante en el estómago, vómitos con vetas de sangre, heces negras (melena), se sospecha una patología erosiva del estómago. La gastroduodenitis erosiva aguda se manifiesta por los siguientes síntomas:

  • dolor agudo en la región epigástrica, provocado por la ingesta de alimentos grasos, que es de carácter paroxístico. El dolor se desarrolla inmediatamente o dentro de una hora después de comer,
  • náuseas inmediatamente después de comer
  • después de las náuseas, comienzan los vómitos, lo que alivia un poco El vómito sale primero con el contenido gástrico, luego el vómito se convierte en moco, que es un síntoma característico de cambios erosivos en la mucosa gastrointestinal.
  • La presencia de sangre en el vómito o en las heces es un signo de enfermedad desatendida.

La gastroduodenitis erosiva crónica se caracteriza por síntomas leves. A veces se observan las siguientes manifestaciones clínicas:

  • pesadez en el estómago después de tomar incluso una pequeña cantidad de comida,
  • acidez estomacal, náuseas,
  • aumento de la formación de gases en el estómago
  • retumbando en el estómago
  • problemas intestinales en forma de diarrea o estreñimiento,
  • La presencia de sangre en las heces o el vómito.

Diagnósticos

El diagnóstico de gastroduodenitis erosiva se realiza sobre la base de las quejas del paciente, el examen objetivo, el laboratorio y los métodos instrumentales de investigación, que incluyen:

  • análisis de sangre para ESR, hemoglobina, leucocitosis,
  • orina para análisis general,
  • sangre oculta en heces
  • análisis de sangre bioquímico según las indicaciones, con sospecha de patología hepática o renal,
  • análisis de PCR para determinar Helicobacter pylori,
  • fibrogastroduodenoscopia: un método de investigación visual intragástrica para identificar erosiones en las paredes del estómago y el duodeno, seguido de una biopsia,
  • Ultrasonido, roentgenoscopia del estómago, según las indicaciones.

La detección de daño erosivo en la membrana mucosa requiere un tratamiento obligatorio, ya que las formas olvidadas de esta patología pueden causar el desarrollo de úlcera péptica.

Métodos de tratamiento

El tratamiento de la gastroduodenitis erosiva debe llevarse a cabo de manera integral e incluir las siguientes actividades:

  • tratamiento farmacológico destinado a eliminar los síntomas de la enfermedad y aliviar el dolor de estómago y los calambres,
  • comida sana,
  • Uso de métodos tradicionales: decocciones, infusiones, mezclas de hierbas medicinales.

Terapia de drogas

El tratamiento farmacológico es recetado por un gastroenterólogo, teniendo en cuenta las manifestaciones clínicas de la enfermedad, los resultados de los métodos de investigación instrumentales y de laboratorio. Un enfoque integrado para el tratamiento proporciona eficacia para restaurar la membrana mucosa dañada del sistema digestivo. La terapia farmacológica de la gastroduodenitis se lleva a cabo con el uso de medicamentos de amplio espectro, tales como:

  • Amoxicilina, metronidazol: antibióticos recetados para la infección bacteriana de Helicobacter pylori,
  • De-Nol es una preparación que contiene sales de bismuto y alivia los procesos de inflamación en la mucosa gastrointestinal,
  • Almagel, Maalox: significa que reduce la acidez del jugo gástrico y tiene propiedades envolventes
  • Ataden, Solkoseril: medicamentos que promueven procesos regenerativos y estimulantes en la curación de erosiones y úlceras,
  • Domperidona, Dimetramid - procinética, estimulando el trabajo de la motilidad del estómago y los intestinos,
  • Spazgan, Spazmalgon: analgésicos que alivian el espasmo del músculo liso,
  • Persen, Novopassit: medicamentos sedantes con leve efecto hipnótico,
  • Terapia restaurativa.

Gastritis hemorrágica

La gastritis hemorrágica aguda se considera uno de los tipos de enfermedades inflamatorias del estómago, pero la más insidiosa y peligrosa, porque progresa rápidamente y tiene graves consecuencias. La incidencia de ellos en los últimos años ha aumentado 10 veces.

Daño a la mucosa cuando no afecta la capa muscular subyacente. La mucosa se cura sin dejar cicatrices. La gradación sexual en la gastritis hemorrágica no lo es.

Los alcohólicos y las personas que toman AINE a largo plazo y GCS, antibióticos y analgésicos están expuestos con mayor frecuencia; en estas poblaciones ocurre en el 50% de los casos.

Mecanismo de derrota

La peculiaridad de este tipo de gastritis es que los trastornos de microcirculación aparecen por primera vez en los capilares y otros vasos submucosos, la sangre se suda en la membrana mucosa y aquí ocurren hemorragias. Saturan la mucosa de principio a fin.

Luego aparecen erosiones, y solo entonces se desarrolla una reacción inflamatoria con infiltración con leucocitos y coágulos de sangre, es decir, la patología procede desde el interior. Como resultado, amenaza con sangrado interno. La gastritis hemorrágica y erosiva no son sinónimos.

Con la gastritis hemorrágica, no siempre aparecen defectos de la mucosa y con hemorragia gastrointestinal erosiva.

El mecanismo de desarrollo también es diferente: cuando aparece inmediatamente la inflamación erosiva, y luego todo lo demás. No hay signos característicos de daño en esta forma de gastritis. Con la derrota de la capa submucosa, los síntomas siempre se borran y son escasos, acidez estomacal marcada periódicamente, dolor epigástrico poco claro y ocasionalmente náuseas.

Muy a menudo, la sección del estómago del antral, el más alejado, se ve afectada porque hay muchos vasos, el jugo gástrico se estanca más. Los vasos afectados provocan la destrucción de las células epiteliales de la membrana mucosa, pero casi no hay impregnación. Con el desarrollo de la patología hemorrágica en el 2% de los casos se obtiene un resultado letal.

Etiología del fenómeno.

La enfermedad es polietiológica, las dos primeras razones principales ya se han mencionado. A partir de factores predisponentes se pueden identificar:

  • adicción a platos picantes, salados, condimentos, carnes ahumadas,
  • ayuno
  • vegetarianismo
  • grandes descansos para comer
  • quemaduras corporales extensas con 40% de las lesiones superficiales,
  • interrupción del hígado, riñones, sistema cardiovascular, sistema respiratorio (por ejemplo, en enfermedades hepáticas e insuficiencia renal aguda, aparecen erosiones y úlceras en las paredes del estómago, debido a la intoxicación grave, congelación, SDR, la sangre se desborda con productos de descomposición tóxicos del tejido muerto),
  • tensiones
  • quemaduras químicas del esófago y el estómago con un objetivo deliberado (para suicidios),
  • herencia
  • instalación de una sonda nasogástrica por más de 5 días,
  • enfermedades de la sangre con trastornos de la coagulación (leucemia, hemofilia, trombocitopenia),
  • efectos de la quimioterapia y la radioterapia, en los que a menudo aparecen vómitos y náuseas constantes, que irritan la mucosa gástrica y la dañan,
  • una disminución en el número de plaquetas, lo que aumenta el sangrado,
  • debilitamiento de la inmunidad, que no puede responder a factores negativos.

Y una cosa más: la patología en consideración nunca está asociada con la bacteria Helicobacter.

Tipos de gastritis hemorrágica y síntomas

La enfermedad se clasifica de acuerdo con 3 indicadores: el proceso, la localización y la causa raíz. La patología es primaria y secundaria. En el primer caso, la gastritis ocurre en una persona sana, en el segundo, en el contexto de las patologías existentes del tracto gastrointestinal. Con el flujo compartir la forma aguda y crónica.

En el primer caso, la erosión se localiza en focos individuales y puede eliminarse dentro de los 10 días de tratamiento. En forma crónica, se ve afectada una gran área y es muy difícil de tratar.

Los síntomas son comunes: dolor epigástrico sordo después de comer, dolores de cabeza, náuseas frecuentes, acidez estomacal, sabor metálico en la boca o disminución de la sensibilidad al comer, eructos agrios, lengua blanca, aumento del ritmo cardíaco y fatiga general.

La gastritis aguda con un componente hemorrágico comienza rápidamente, similar a la indigestión. El inicio es brusco, con síntomas brillantes de dolor, siempre aparece sangrado. En este caso, la sangre está presente en las heces (se vuelve de color oscuro), masas eméticas.

Cuanto más sangrado, menos dolor. El vómito de un café molido se une, se desarrolla anemia. Se manifiesta como palidez antinatural, mareos, caída de la presión arterial y taquicardia.

Las causas de esta gastritis a menudo se convierten en sepsis, shock, insuficiencia renal aguda, quemaduras e insuficiencia hepática.

Según los focos de inflamación, la gastritis puede ser:

  1. Antral: cuando se ve afectada la parte de entrada del estómago: antro.
  2. Proximal: se puede identificar con inflamación de la parte inicial del duodeno 12 - bulbo, ya que estos segmentos se encuentran cerca. A menudo se desarrolla más con procesos estancados en el estómago. Si la parte proximal del estómago se ve afectada, es más probable que dicha gastritis se convierta en una úlcera duodenal.
  3. Hemorrágico: generalmente tiene una forma aguda de flujo, acompañado de cefalea, dolor de estómago, pérdida de peso, síntomas dispépticos (pesadez en el estómago, flatulencia, náuseas). La gastritis por reflujo hemorrágico ocurre debido al hecho de que parte del contenido del duodeno se arroja al estómago.

Síntomas de gastritis hemorrágica

El inicio de la gastritis hemorrágica no es diferente de otras especies. Hay dolores en el epigastrio durante la palpación o después de comer, pesadez, eructos y náuseas. Luego, los síntomas de sangrado gástrico se agregan con un cambio en el color del vómito y las heces.

La enfermedad en cuestión difiere de otros tipos precisamente en los síntomas de anemia, porque a menudo puede haber sangrado oculto. Los signos de hemorragias se reflejan en el diagnóstico: erosión hemorrágica con una mucosa saturada.

La anemia se determina en el análisis de sangre general, una prueba negativa para Helicobacter.

Principios de tratamiento.

El tratamiento de la gastritis hemorrágica, como cualquier otro, siempre comienza con una dieta. Luego se prescribe la terapia con medicamentos, cuyo propósito es controlar la producción de jugo gástrico. Para hacer esto, prescriba medicamentos antisecretores: Ranitidina, Nolpaza, Dalargin, Famotidina, Sucralfato, Gastrotsepin, Omeprazol, Quamel. Antiácidos: Almagel, Rennie, Gastal, Phosphalugel, Maalox.

Para proteger la mucosa de factores agresivos, aplique medios envolventes con una acción astringente: Flocarbin, De-Nol, Vikair.

Para aliviar los dolores espasmódicos, se prescriben antiespasmódicos: drotaverina, mebeverina, no-spa, papaverina. Para mejorar la función motora del estómago, se utilizan procinéticas: Motilium, Domperidona, Itopride.

Terapia hemostática: la introducción de ácido aminocaproico con adrenalina, por ejemplo, Etamzilat, Vikasol, Ditsinona.

Siempre es necesario ser tratado integralmente para lograr el efecto deseado. Con sangrado severo en un hospital, es necesario introducir composiciones que sustituyan la sangre con efecto antichoque.

Después del sangrado, se requieren suplementos de hierro, vitaminas y complejos minerales, agentes fortificantes como Aloe, Plazmol, Solcoseryl, para reponer la hemoglobina. Para fortalecer los vasos: venotónicos: Venarus, Detralex, Actovegin, etc.

Tratamiento enzimático para mejorar la digestión: Kreon, Festal, Panzinorm, Mezim, etc. Para la curación de la membrana mucosa: espino amarillo y rosa mosqueta en forma de aceites.

En la gastritis hemorrágica, el tratamiento no excluye la intervención de cirujanos. Las operaciones no siempre tienen éxito durante el sangrado en la gastritis hemorrágica, ya que cada tercer y cuarto paciente recae, lo que puede provocar la muerte del paciente. Las intervenciones quirúrgicas de este tipo se realizan en los casos más extremos, cuando todos los demás métodos están agotados.

A menudo, en tales casos, en lugar de una cirugía abierta extensa, se realiza un tratamiento endoscópico:

  • Al mismo tiempo, el área afectada se corta con una mezcla de alcohol y adrenalina, soluciones hemostáticas,
  • electrocoagulación de la fuente de sangrado,
  • hemostasia a largo plazo: composición de trombina de bario, que se administra por vía oral - la efectividad del 86% (o preparación de trombina-fibrina - 94,9%).

En el período de remisión en la gastritis crónica, se realiza fisioterapia. Esto y la recepción de agua mineral de las fuentes, terapia de lodo, terapia de ultrasonido, galvanización.

Dieta especial

La dieta para la gastritis hemorrágica debe seguirse constantemente para evitar exacerbaciones. Los alimentos deben consumirse líquidos o en puré, siempre calientes. Los alimentos para la gastritis hemorrágica deben ser fraccionados, sin comer en exceso y al mismo tiempo. La comida es necesaria, no irritante para la mucosa. Método de cocción: simplemente hierva u hornee.

El uso de la terapia dietética implica la designación de la tabla №1 en caso de exacerbaciones del proceso, y en caso de remisión - №5. La col, las legumbres, las carnes grasas y el pescado, las especias, las carnes ahumadas y los alimentos enlatados están completamente excluidos.

Bajo la prohibición caen café y refrescos, chocolate, pasteles y cremas, uvas debido a la posibilidad de fermentación en el estómago. No puede comer crema agria, leche fresca, queso: aumentan la acidez del estómago. Es necesario consumir caldos, sopas de crema, jaleas, compotas, bebidas de frutas.

De las papillas no solo la cebada no es bienvenida.

Remedios populares

El tratamiento de los remedios caseros se usa como auxiliar con el uso de varias hierbas. Para restaurar la membrana mucosa dañada y acelerar los procesos de reparación, se utiliza una mezcla de jugo de plátano y miel, tomada en cantidades iguales, para decorar las semillas de lino.

Para detener el sangrado: una decocción de corteza de roble, con el mismo propósito y para aliviar la hinchazón de la milenrama mucosa utilizada. Una infusión de una mezcla de hierbas (manzanilla, menta, hinojo y valeriana) se usa como analgésico.

El aloe, el jugo de plátano, la infusión de lechuga, las decocciones y los tés de manzanilla, la hierba de San Juan, la salvia y el tomillo son buenos para el estómago.

Tienen un efecto analgésico y curativo. El jugo de papa, el germen de trigo, crudo y hervido, promueve la curación de la membrana mucosa y normaliza la acidez durante 10 días.

Se elimina la acidez estomacal tintura de sophora y corteza de abedul. Además de la miel, el propóleos también se usa ampliamente a partir de productos de abejas: en forma de tintura o masticar una pieza.

Además, cuando la gastritis populista recomienda comer más manzanas verdes peladas en forma de puré de papas o al horno.

Como medida preventiva, es necesario eliminar todos los factores provocativos siempre que sea posible. Debe llevar un estilo de vida saludable y asegurarse de comer una dieta equilibrada, abandonar los malos hábitos. El pronóstico de la gastritis hemorrágica sigue siendo controvertido, está claro que acordar una operación hasta que se agoten todas las demás opciones de tratamiento no vale la pena.

Cuadro clínico

El cuadro clínico depende de la forma de la enfermedad. La gastroduodenopatía erosiva puede ocurrir en una variante aguda o crónica. La gastroduodenitis erosiva aguda a menudo es el resultado de una intoxicación química, incluidos los venenos de cauterización.

Erosión en la mucosa gástrica.

Al mismo tiempo, el paciente tiene los siguientes signos:

  • flatulencia
  • estreñimiento o diarrea,
  • dolor epigástrico
  • sensación de ardor en la boca, el esófago, el estómago, la parte inferior del abdomen (dependiendo del tipo de veneno consumido y el grado de daño al tracto gastrointestinal),
  • náuseas y vómitos
  • deterioro general del bienestar.

A medida que los tejidos afectados se descomponen y se desarrolla el proceso inflamatorio, el paciente presenta signos de un síndrome tóxico general: un aumento de la temperatura corporal, dolores musculares y un cambio en el estado psicoemocional.

La variedad erosiva crónica parece menos aguda y a veces se asemeja a la gastritis antral crónica. Los pacientes se quejan de dolor epigástrico recurrente, que generalmente ocurre después de comer, ardor de estómago, dispepsia.

Un examen objetivo reveló hinchazón, piel pálida (una manifestación de anemia hemorrágica crónica). En una muestra de heces se detecta sangre oculta.

Las masas eméticas contienen ácido clorhídrico hematina (una sustancia que parece café molido).

Obtenga más información sobre la gastroduodenitis crónica, sus causas y variedades.

Causas y tratamiento de la gastroduodenitis erosiva.

La gastroduodenitis erosiva es una inflamación en la membrana mucosa del estómago y el duodeno, acompañada de la aparición de erosiones y úlceras. La forma erosiva de la enfermedad se llama un tipo de gastroduodenitis superficial. La enfermedad es desagradable con sus síntomas y es peligrosa, ya que puede convertirse en úlcera péptica o úlcera duodenal.

  • Razones
  • Síntomas
  • Diagnóstico y tratamiento.
  • Poder

Las causas de la gastroduodenitis erosiva son externas e internas. Entre las razones principales están:

  • la presencia de enfermedades infecciosas en la cavidad oral, la presencia de la bacteria Helicobacter pylori (provoca la enfermedad con alta probabilidad),
  • trastornos funcionales del tracto digestivo,
  • aumento de la acidez en el estómago,
  • arrojando del intestino al estómago alimentos que ya han sido digeridos,
  • enfermedades del hígado y la vesícula biliar,
  • abuso de alcohol
  • uso indebido - demasiado frecuente o con sobredosis - medicamentos (antibióticos, ácido acetilsalicílico, paracetamol),
  • errores nutricionales (dietas estrictas, ingesta irregular de alimentos, comer alimentos calientes, picantes y ácidos),
  • depresión, experiencias prolongadas, neurosis.

La gastroduodenitis erosiva puede provocar trastornos hormonales que a menudo ocurren en personas sensibles, emocionales y nerviosas. El factor hereditario también juega un papel importante en el desarrollo de la enfermedad.

Los síntomas y el tratamiento de la enfermedad dependen de la lesión de la membrana mucosa y del cuadro clínico general de los órganos del tracto digestivo. La gastroduodenitis erosiva puede ocurrir tanto en formas agudas como crónicas. Los síntomas principales de la misma serán la presencia de debilidad, dolor agudo en el estómago, náuseas, dolores de cabeza.

Si las lesiones erosivas de la mucosa son significativas, también habrá vómitos, en los que, además del contenido del estómago, habrá impurezas en la sangre.

Se puede ver sangre en las heces, que tendrán un tono oscuro. Si la mucosa intestinal se ve afectada, la sangre permanecerá en el papel higiénico.

Si se producen cambios erosivos en la parte inferior del intestino, la sangre será escarlata, si está en la parte superior, un tono oscuro.

En el contexto del sabor desagradable en la boca, que aparece en presencia de la enfermedad, una persona puede perder el apetito. El sangrado frecuente puede causar anemia, sensación de debilidad, pérdida de fuerza.

Manifestación de gastritis erosiva, generalmente entre las 4 y las 6 de la mañana. Una persona se despierta en tal caso, no por su propia voluntad, sino por un dolor intolerable agudo, que puede molestar durante 30-50 minutos. Con la exacerbación de la enfermedad, el dolor suele ser intenso, agudo y pronunciado. Se detiene por medio del medicamento mal.

La enfermedad a menudo ocurre en una forma crónica, que se agrava en el otoño o la primavera. Primero, puede haber acidez estomacal, náuseas después de comer, labios y lengua secos, ácido en la boca. La enfermedad progresa muy rápidamente y, si no se proporciona un tratamiento oportuno, puede desencadenar la aparición de gastroduodenitis hemorrágica.

Gastroduodenitis erosiva: síntomas y tratamiento, qué es, las etapas de exacerbación de la gastroduodenitis erosiva crónica, nutrición adecuada y dieta.

Daño a la capa epitelial en el estómago, la formación de erosión bajo la influencia del proceso inflamatorio, todo esto conduce a una enfermedad llamada "gastroduodenitis erosiva".

Esta es una patología inflamatoria con la aparición de múltiples úlceras con contenido fibrinoso en la mucosa gástrica. En pacientes con el aumento de acidez observado, hinchazón, problemas con el tracto gastrointestinal (tracto gastrointestinal), secreción oscura de heces, el desarrollo de hepatitis C.

Es importante enviar medidas terapéuticas para normalizar la acidez del jugo gástrico, la protección de la membrana mucosa contra infecciones y bacterias.

Por qué se desarrolla la enfermedad y cómo reconocerla

Varios factores externos contribuyen a los efectos negativos y agresivos en el tracto gastrointestinal, el desarrollo del proceso inflamatorio:

  • nutrición desequilibrada inadecuada, uso de alimentos nocivos cancerígenos, alimentos picantes y grasos,
  • antibióticos, no esteroideos, antiinflamatorios, glucocorticoides de larga duración,
  • infección y su propagación en la cavidad oral y parte de la laringe,
  • fumar
  • abuso de alcohol

La gastroduodenitis es una afección en la cual la mucosa gástrica está cubierta de erosión, úlceras y heridas supurantes.

Para provocar una condición similar puede:

  • fallo hormonal
  • estrés y depresión frecuentes,
  • falla del sistema nervioso
  • factor de predisposición genética,
  • invasión a través de la cavidad oral de la infección por Helicobacter pylori,
  • comer alimentos demasiado duros, fríos o calientes,
  • reducción de las defensas del cuerpo, junto con eso, de las funciones mucosas,
  • desarrollo de invasiones intestinales, patologías en el hígado, páncreas,
  • Diversos defectos en la capa epitelial y en el duodeno.

En la membrana mucosa del estómago y el duodeno 12, se detectan múltiples úlceras erosivas, inflamadas y sangrantes.

Los pacientes comienzan a quejarse de las siguientes manifestaciones:

  • dificultad y dolor al tragar alimentos
  • náuseas, vómitos
  • falta de apetito
  • dolor en la región epigástrica,
  • alteraciones del sueño
  • presencia de dolor en la cabeza, sobreesfuerzo, debilidad, fatiga,
  • descarga de impurezas de agua con vetas de sangre y bilis,
  • la aparición de heces de luz negra con la apertura de sangrado en los intestinos,
  • cólico frecuente en la parte inferior del abdomen,
  • episodios de taquicardia.

Las características de la gastroduodenitis son:

  • náuseas
  • dolor severo en el estómago (especialmente en la mañana),
  • dolor agudo "debajo de la cuchara" después de las comidas,
  • sensación de saciedad y pesadez en el estómago,
  • La aparición de acidez estomacal, eructos podridos.

Cual es el diagnostico

El método de diagnóstico principal es la fibrogastroduodenoscopia como método endoscópico, que permite identificar modificaciones en la mucosa gástrica, la presencia de un proceso inflamatorio.

Con el desarrollo de la enfermedad de la capa de membrana mucosa:

  • se vuelve innecesariamente vulnerable
  • adquiere friabilidad, hiperemia,
  • cubierto con pequeñas llagas rosadas de hasta 0,5 mm de tamaño.

Por lo general, la gastroduodenitis se desarrolla debido a la infección de la bacteria Helicobacter pylori, por lo tanto, se les pide a los pacientes que se sometan a un análisis de PCR adicional para detectar el ADN del patógeno de la enfermedad, y también es necesario un material para el examen endoscópico.

El desarrollo de la enfermedad está precedido por gastritis crónica, aumento del ácido en el estómago bajo la influencia de ciertos factores endógenos o exógenos, lo que conduce a la inflamación y al funcionamiento reducido de la mucosa gástrica, lo que reduce la cantidad de secreción secretada por el páncreas.

Comienza el reflujo inverso: el ácido se lanza desde el estómago hacia el esófago.

Si no acude a los médicos y no toma ninguna medida para eliminar la erosión, entonces sobre el desarrollo de gastroduodenitis erosiva crónica.

Esta condición puede ser potencialmente peligrosa y conducirá al desarrollo de úlceras y cáncer de estómago.

Al principio, se desarrolla secretamente gastroduodenitis erosiva y los síntomas están ausentes. Si se produce la transformación en una úlcera, entonces el curso puede convertirse en una úlcera crónica prolongada en la naturaleza, el tratamiento será menos efectivo y, a menudo, simplemente inútil. Es por eso que es necesario tratar la enfermedad y normalizar la acidez de manera oportuna, sin esperar la transición a una etapa progresiva activa.

Cual es el tratamiento

Los síntomas y el tratamiento están destinados a prescribir a los pacientes una dieta benigna con una negativa total a aceptar alimentos fritos, salados, picantes, carbonatados y grasos. Los alimentos deben ser fraccionados, en pequeñas porciones hasta 6 veces al día y solo en forma de calor. La tabla para diabéticos se muestra con la excepción de los productos que afectan agresivamente la mucosa gástrica, ya que necesita calmarse lo más posible.

Esta enfermedad con curso inflamatorio, por lo tanto, en el tratamiento de la gastroduodenitis erosiva-hemorrágica no carece de medicamentos para eliminar la bacteria Helicobacter pylori.

El médico del paciente prescribirá un curso de radioterapia y medicamentos:

  1. Rabeprazole, Omeprazole, Amoxicillin, Clarithromycin, De-nol tetracycline series.
  2. Antibióticos (Metronidazol, Almagel, Maalox) para aliviar la inflamación, reducir la acidez y los efectos agresivos de los factores negativos.
  3. Citoprotectores (Sucralfat, Adenol), cubiertos con una película protectora para reducir los efectos agresivos de las bacterias.
  4. Antioxidantes para la regeneración de procesos en la mucosa.
  5. Vitaminas
  6. Antiespasmódicos (papaverina, sin shpa) para reducir el dolor.
  7. Sedantes para normalizar la psique, eliminar el estado depresivo.

En ningún caso no puede tomar antibióticos sin prescribir un médico al azar, úselos durante mucho tiempo.

Es importante comprender que los medicamentos antimicrobianos fuertes matan en el cuerpo no solo la microflora patógena, sino también beneficiosa en el estómago, conducen al efecto contrario: una mayor reproducción de virus y microbios. El tratamiento inadecuado puede provocar dificultades en el tratamiento y durante el período de recuperación.

El tratamiento de la gastroduodenitis erosiva no está completo sin prescribir una dieta conservadora con exclusión completa de la dieta de bebidas alcohólicas, fritas, grasas, picantes, platos calientes o fríos. Es necesario abandonar el pan de salvado, el sueco, el nabo, el rico caldo de carne.

La dieta para la gastroduodenitis erosiva debe incluir alimentos exclusivamente frescos, hervidos o en mal estado. Si el pescado, al vapor. Si la comida es carne o verdura, solo en forma descuidada a través de un tamiz. Lo principal es minimizar el impacto negativo en la membrana mucosa y no provocar un desarrollo acelerado del proceso inflamatorio.

Se recomienda alimentar con leche, requesón, kéfir, coliflor, papas, frutas frescas, bayas, calabaza, té de hierbas monástica.

  • para mejorar la digestión,
  • para eliminar las náuseas y la acidez estomacal,
  • para normalizar el nivel de acidez del jugo gástrico.

Hierbas medicinales como método de terapia.

En casa, la tintura casera de celidonia, manzanilla, milenrama, hierba de San Juan, gayuba, hojas de rosa mosqueta, el fruto de la milésima y dymyanka ayudan a aliviar la condición y eliminar las pápulas erosivas en la mucosa gástrica. Puede prepararlo agregando agua hirviendo, elaborando cerveza, infundiendo y tomando 1/3 taza 2-3 veces al día.

Puedes usar hierbas en la siguiente composición:

  • plátano
  • Hierba de San Juan
  • señora seca
  • knotweed
  • centauro
  • milenrama

Aceite de espino amarillo, la miel ayudará a reducir la inflamación.

Pero antes de someter la gastroduodenitis erosiva al tratamiento con remedios caseros, decocciones herbales e infusiones, primero debe consultar con su médico, ya que este o aquel remedio herbal puede causar daños graves.

Gastroduodenitis crónica erosiva: una enfermedad que conduce a la derrota de las úlceras mucosas, erosiones.

El proceso inflamatorio inevitablemente conduce a:

  • a úlcera gástrica y úlcera duodenal,
  • a la colitis
  • a enterocolitis.

Solo la adopción de medidas de tratamiento oportunas conducirá a una rápida regeneración y restauración del funcionamiento de las membranas mucosas, la eliminación de la inflamación y la exposición agresiva desde el exterior.

Aunque la enfermedad todavía deja cicatrices, pero después de que se cura el sitio de erosión, los síntomas desagradables pronto pasarán.

Es importante que la acidez vuelva a la normalidad, mientras que la nutrición dietética debe respetarse continuamente durante toda la vida.

Los principales signos de gastroduodenitis hemorrágica

En el cuadro clínico, la enfermedad tiene síntomas muy característicos. El paciente se queja de los siguientes estados de enfermedad:

  • Dolor que se encuentra en la región epigástrica. Se proyecta sobre el estómago y aumenta después de las comidas.
  • Náuseas constantes, eructos, pesadez en el estómago inmediatamente después de comer.
  • El malestar desaparece después de vomitar. Durante el mismo, junto con las masas gástricas salen coágulos de sangre.Indican que se está desarrollando la gastroduodenitis hemorrágica erosiva.
  • Se agregan heces negras al vómito sanguíneo.
  • La piel del cuerpo se vuelve pálida.
  • Aparece una pátina amarilla en la lengua.
  • La presión arterial disminuye y los latidos cardíacos aumentan debido a la pérdida de sangre.

Si los síntomas aparecen con la mayor intensidad, se desarrolla la fase aguda, después de que ocurre la remisión, su duración depende del tratamiento elegido correctamente. La alternancia de exacerbación y remisión genera una forma crónica de la enfermedad. Esta es una condición peligrosa que debe estar bajo la supervisión de un gastroenterólogo.

¿Cómo tratar la gastroduodenitis hemorrágica erosiva?

Hoy, la gastroduodenitis hemorrágica erosiva es tratable. Es complejo y necesariamente incluye terapia con medicamentos. Al paciente se le recetan agentes antisecretores, gastrocitoprotectores, tabletas hemostáticas, medicamentos enzimáticos y medios tónicos.

Además, un paciente con gastroduodenitis hemorrágica se somete a una dieta médica estricta, que se ajusta al marco de las tablas No. 1 y No. 5. Se permiten sopas de puré de verduras ligeras, galletas saladas, gachas de avena, hechas de granos molidos en un molinillo. Durante la relajación, se permiten pasteles de vapor, tortillas, gelatina, requesón bajo en grasa y leche, fruta hervida o blanqueada y cera.

La fisioterapia y el tratamiento con remedios caseros ayudan a acelerar el proceso de curación.

Comida sana

El tratamiento farmacológico de la gastroduodenitis debe combinarse con una nutrición médica adecuada. La dieta es prescrita por el médico tratante inmediatamente después del diagnóstico de la enfermedad. Debe ser estrictamente observado por el paciente, ya que el más mínimo error en el cumplimiento de las reglas causará otra etapa de exacerbación de la enfermedad.

En este caso, se asigna a la dieta número 1, que tiene sus propias características y se asigna a pacientes con proceso ulcerativo o inflamatorio del sistema digestivo. En presencia de gastroduodenitis erosiva, el uso de la dieta debe ser constante. Dadas las características de la mucosa gastrointestinal dañada, la comida se usa en puré, tibia, para eliminar el efecto mecánico sobre la membrana mucosa modificada. Se da preferencia a varias sopas en caldo de verduras o pollo débil con puré de verduras.

Las comidas deben ser fraccionadas: 5 - 6 veces al día en porciones pequeñas, no más de 200 gramos a la vez. No hay largos descansos entre comidas.

Los alimentos son al vapor o guisados. Los alimentos picantes, salados, ahumados, enlatados, así como las frutas y verduras que contienen fibra áspera están excluidos de la dieta.

Prevención

Las medidas preventivas para prevenir la recurrencia de la enfermedad incluyen la observación constante de las reglas de una alimentación saludable. La implementación obligatoria de todas las recomendaciones del médico para tomar medicamentos y el uso de la medicina tradicional hace que la recuperación de la mucosa gastrointestinal sea más efectiva. Con una implementación clara de todas las reglas de nutrición y tratamiento, el pronóstico para la salud y la discapacidad es positivo.

Información general sobre la patología.

La gastroduodenitis es una enfermedad en la cual los síntomas de gastritis y duodenitis se desarrollan simultáneamente. Pertenece al grupo de patologías inflamatorias.

La gastritis difiere de la gastroduodenitis en que afecta la membrana mucosa del estómago y el duodeno simultáneamente.

Tanto los factores internos como los externos pueden provocar el desarrollo de la enfermedad. La enfermedad es bastante común y es una de las más comunes en el campo del sistema digestivo.

La gastroduodenitis se desarrolla en adultos de diferentes edades, así como en niños. En raras ocasiones, el problema afecta a las personas mayores y de mediana edad. El problema del niño puede ocurrir debido a la mala nutrición, los refrigerios frecuentes secos.

Nota! Muy a menudo, la enfermedad comienza a desarrollarse desde el estómago y luego el proceso se mueve hacia el tracto digestivo inferior.

Causas de la enfermedad

Para curar una enfermedad, es necesario comprender las causas de la gastroduodenitis. Todos los tipos de patología se pueden dividir en dos grupos:

  • agudo
  • crónico

Considere las causas del problema en orden.

Causas de gastroduodenitis aguda

La enfermedad se desarrolla bajo la influencia de los siguientes factores:

  • intoxicación alimentaria
  • penetración de productos químicos cáusticos
  • adicción a platos picantes y especias,
  • comer alimentos cultivados en condiciones incorrectas
  • comidas irregulares,
  • estrés emocional
  • Producción excesiva de jugo gástrico.

Para provocar la aparición de la enfermedad puede un factor y varios a la vez.

Causas de gastroduodenitis crónica

La gastroduodenitis crónica ocurre en aproximadamente el 70% de los casos. La enfermedad es causada por:

  • infección con la bacteria Helicobacter,
  • transferido y no curado forma completamente aguda de patología,
  • constante estrés emocional y físico,
  • predisposición genética
  • desnutrición con deficiencia de sustancias importantes,
  • tener malos hábitos
  • tratamiento farmacológico a largo plazo de AINE y glucocorticoides,
  • abuso de alcohol
  • fumar

Las enfermedades de órganos y sistemas completamente diferentes pueden provocar la aparición de la enfermedad.

¿Cómo afecta Helicobacter?

La infección con la bacteria Helicobacter es la causa más común de gastroduodenitis. Algunas décadas antes, ese factor ni siquiera fue mencionado. Sin embargo, estudios detallados de este microorganismo ayudaron a los médicos a ver la verdadera raíz del problema.

Cuando la bacteria ingresa al tracto digestivo, se fija allí con la ayuda de flagelos. El microorganismo puede secretar una sustancia que descompone las proteínas. Como resultado, Helicobacter destruye la vaina protectora y los vasos pequeños se vuelven indefensos frente a la exposición al ácido clorhídrico, que se produce para digerir los alimentos. Esto causa inflamación en el interior e interrumpe el suministro sanguíneo completo de todas las partes de esta parte del tracto digestivo.

Es importante! De todos los casos de gastroduodenitis, alrededor del 70-80% se deben a una infección con la bacteria Helicobacter.

Si el problema no se trata, la bacteria puede dañar no solo el sistema digestivo, sino también otros sistemas del cuerpo humano.

Clasificación

Antes de tratar la gastroduodenitis, es necesario comprender las formas de patología y las características de cada una de ellas.

Existen tales variedades de gastroduodenitis:

  • superficial
  • hipertrófica
  • erosivo
  • mezclado
  • atrófica
  • hemorrágico
  • catarral
  • gastroduodenitis por reflujo.

Cada forma corresponde a un grado diferente de lesiones de la mucosa y tiene sus propios síntomas.

Gastroduodenitis superficial

Cuando la gastroduodenitis superficial afecta la membrana mucosa del estómago y el duodeno. En este caso, las paredes de los órganos no tienen erosión ni daño profundo.

Con esta forma de patología, todas las glándulas del estómago continúan desempeñando sus funciones. Por lo tanto, el nivel de acidez, como regla, permanece dentro del rango normal.

Es importante! La gastroduodenitis superficial puede expresarse como una enfermedad independiente, así como ser el comienzo de otro proceso patológico.

A medida que progresa la inflamación, las paredes de los órganos digestivos se engrosan. Hinchazón observada y coloración hiperémica de las membranas mucosas.

La gastroduodenopatía eritematosa es una afección en la que los tejidos del estómago se vuelven rojizos. El fenómeno puede ser focal o difuso. La gastroduodenopatía congestiva ocurre en el contexto de interrupciones a largo plazo en la motilidad intestinal y la mala digestión de los alimentos.

Gastroduodenitis hipertrófica

Al examinar esta forma de patología, se observan los siguientes signos de la enfermedad:

  • placa blanquecina en membranas mucosas,
  • hiperemia
  • pequeñas hemorragias focales,
  • hinchazón

Para el curso hipertrófico de la enfermedad se caracteriza no solo el engrosamiento de las paredes, sino también la formación de quistes y crecimientos.

Nota! La sintomatología es diferente, porque además del dolor agudo, las náuseas y los vómitos, no hay signos de enfermedad.

La forma hiperplásica de gastroduodenitis es una de las más peligrosas. Si no hay un tratamiento adecuado, la patología degenera en cáncer de estómago y conduce a graves consecuencias para la vida de una persona. La enfermedad se puede confundir con la papilitis del estómago, cuando la superficie interna del cuerpo está cubierta de crecimientos: papilomas.

Con tal diagnóstico, el paciente tiene un cambio marcado en el estado de la membrana mucosa y sus capas profundas se ven afectadas. En el proceso de diagnóstico, se detectan múltiples lesiones focales y erosión.

Forma erosiva de patología

La gastroduodenitis erosiva es la etapa de la enfermedad que precede al desarrollo de la úlcera péptica. Con tratamiento oportuno posible cura completa. Las úlceras se parecen a las lesiones en la piel. Pueden ser de diferentes tamaños. Cuando el tratamiento es efectivo, sanan.

El tipo de patología erosiva se considera un tipo de gastroduodenitis de superficie difusa, ya que todas las capas de la membrana no están involucradas en el proceso patológico. Capaz de experimentar períodos de remisión, que se caracterizan por la desaparición de los síntomas. Cuando la gastroduodenitis exacerba, se desarrollan tales signos:

  • acidez estomacal
  • eructos
  • aumento de la formación de gas
  • estreñimiento o diarrea.

Esta patología generalmente se desarrolla rápidamente y a menudo se desencadena por situaciones estresantes. Sin embargo, con medicamentos bien elegidos, esta enfermedad se puede curar para siempre.

Patología mixta

El tipo mixto de patología implica que al examinar el estómago y el duodeno, puede detectar cambios característicos de la gastroduodenitis superficial, erosiva, hemorrágica y de otro tipo. La sintomatología también combina los síntomas de diferentes tipos de la enfermedad.

La causa principal de la forma mixta es la infección con la bacteria Helicobacter.

Tipo de enfermedad atrófica

La gastroduodenitis atrófica es un tipo de patología con baja acidez, que algunos expertos consideran una condición precancerosa. La enfermedad afecta con mayor frecuencia a pacientes de mediana y mayor edad.

En el interior del estómago y el duodeno se producen cambios, como resultado de lo cual la membrana mucosa se vuelve demasiado delgada y vulnerable. Esto conduce a la interrupción de las glándulas responsables de la producción de ácido clorhídrico, y disminuye la acidez.

Algunas partes de este sistema digestivo sufren atrofia, es decir, mueren. Las glándulas dejan de realizar su función en su totalidad.

Gastroduodenitis hemorrágica

El tipo de patología hemorrágica es completamente similar en naturaleza a los signos de gastroduodenitis erosiva. La única diferencia es que la erosión está constantemente sangrando.

Esto lleva al hecho de que la persona nota el oscurecimiento de las heces, hasta el color negro. Se puede sentir debilidad debido a la pérdida constante de sangre y una disminución en el nivel de hemoglobina. Es posible el desarrollo de vómitos, en los que la masa de vómitos también será negra con grumos.

Tipo de enfermedad catarral

La gastroduodenitis catarral es un tipo de patología aguda. El tratamiento de los remedios caseros en este caso está estrictamente contraindicado. El paciente es hospitalizado y tratado en un hospital.

Esta forma se desarrolla en el contexto de la penetración de una infección viral. Por lo tanto, aquellos que reciben tratamiento para el sarampión, la influenza y algunas otras enfermedades son ingresados ​​en el hospital con dicho diagnóstico. Los síntomas incluyen los siguientes fenómenos:

  • náuseas y vómitos
  • salivación excesiva
  • dolor agudo en la región ilíaca,
  • sabor de boca

Solo un gastrólogo puede encontrar el tratamiento adecuado.

Características de la gastroduodenitis por reflujo

El reflujo gastroduodenal es una enfermedad en la que se altera el trabajo del esfínter, que separa las partes inferiores del estómago del duodeno. Como resultado, hay un reflujo de una mezcla de alimentos y bilis de regreso al estómago.

Como resultado, esto conduce a un proceso inflamatorio en las membranas mucosas de los órganos. Algunas partes del estómago incluso pueden sucumbir a la necrosis, ya que la acidez de la bilis es mucho mayor. Esta es la peligrosa gastroduodenitis de tipo reflujo, ya que estas áreas pueden regenerarse y provocar el desarrollo de enfermedades oncológicas.

El reflujo generalmente comienza después de una cirugía en el estómago o debido al uso prolongado de ciertos medicamentos.

Sintomatología

Los síntomas de la patología dependen de la etapa y el tipo de enfermedad.

Para la gastroduodenitis aguda, tales síntomas son característicos:

  • náuseas
  • vómitos
  • eructos agrios
  • acidez estomacal severa
  • mareos
  • dolores de estómago

La fase aguda generalmente dura varias semanas y luego la enfermedad entra en remisión.

La etapa de remisión incompleta se caracteriza por la presencia de algunos de los síntomas, pero son esporádicos y no causan dolor intenso. Los posibles síntomas incluyen:

  • sensación de pesadez
  • dolores de dolor
  • molestias en las primeras horas después de comer,
  • alivio después de vomitar,
  • flor blanca en la lengua
  • síntomas dispépticos

Durante los períodos de remisión, los signos de patología están casi ausentes. El paciente puede notar debilidad general, irritabilidad, mareos, inestabilidad en el apetito.

Características de la gastroduodenitis en niños.

En los niños, los síntomas son casi los mismos que en los adultos, pero su intensidad suele ser más débil. El diagnóstico de la patología se complica por el hecho de que el proceso inflamatorio se une a otros órganos, por lo que la enfermedad puede confundirse con pancreatitis (inflamación de los tejidos y los conductos pancreáticos) y otros problemas de la zona piloroduodenal.

Un niño puede experimentar estos síntomas:

  • calambres, dolor abdominal,
  • alteraciones del sueño
  • ojeras bajo los ojos
  • irritabilidad
  • fatiga rápida
  • Aumento de la sudoración.

Los períodos de agravación, por regla general, caen en la primavera y el otoño. Si los síntomas aparecen solo episódicamente, es necesario realizar un diagnóstico cualitativo para aclarar el diagnóstico.

Características de la dieta.

La dieta para la gastroduodenitis en la etapa aguda implica las siguientes reglas:

  • todos los alimentos deben estar a temperatura templada y suave
  • el uso de productos con un sabor fuerte debe abandonarse por completo,
  • los productos ásperos se deben moler antes de cocinar,
  • cada comida no debe ser posterior a las 3-4 horas posteriores a la anterior,
  • las porciones deben ser pequeñas,
  • los intervalos entre comidas deben ser iguales,
  • No debe comer 2 horas antes de acostarse.

La dieta puede incluir platos hervidos o al vapor. Frito debe ser completamente excluido. Las verduras al vapor, los productos lácteos fermentados, el té débil son adecuados. Las frutas o verduras frescas están contraindicadas.

En pequeñas cantidades permitió el uso de quesos de alta calidad y salchichas cocidas. Café, chocolate, champiñones, alcohol y encurtidos están prohibidos.

Cómo evitar enfermedades

La prevención de gastroduodenitis competente incluye las siguientes actividades:

  • uso de productos de alta calidad
  • dieta adecuada
  • ejercicio moderado
  • manteniendo una psique equilibrada.

Protéjase de enfermedades del tracto gastrointestinal es posible.

Cuando aparecen los primeros signos de enfermedad estomacal y duodenal, debe consultar a un especialista. El tratamiento en las primeras etapas tiene un pronóstico más favorable y no causa síntomas graves.