Diagnósticos

Resonancia magnética de la cavidad abdominal: indicaciones

La resonancia magnética abdominal es uno de los métodos más informativos que proporciona un diagnóstico rápido e indoloro de todos los órganos ubicados no solo en el peritoneo, sino también en el espacio retroperitoneal. Debido a las posibilidades asociadas con las características del procedimiento, los médicos pueden obtener una imagen completa del estado de salud del área de estudio en varios planos.

Indicaciones para examen

El diagnóstico por resonancia magnética de la cavidad abdominal se puede prescribir en los siguientes casos:

  1. la presencia de características estructurales congénitas de los órganos internos, desde anomalías menores hasta malformaciones graves,
  2. lesiones de órganos internos, sospecha de presencia de cuerpos extraños, con excepción del metal,
  3. La formación de adherencias, cicatrices, infiltrados, abscesos después de la cirugía en los órganos abdominales.
  4. búsqueda oncológica: detección de un tumor o sus metástasis en el grosor de los órganos o tejidos blandos de la cavidad abdominal,
  5. determinación de la naturaleza del proceso patológico en uno u otro órgano (cirrosis hepática o hepatosis grasa, hipertensión portal, pancreatitis, ictericia obstructiva, etc.).

Contraindicaciones para el examen

Todas las enfermedades y afecciones que pueden interferir con la resonancia magnética de la cavidad abdominal y el espacio retroperitoneal se dividen en absolutas y relativas.

Hay pocas contraindicaciones absolutas.:

  1. primer trimestre del embarazo
  2. la presencia de objetos metálicos dentro del cuerpo humano (prótesis de articulaciones, agujas de tejer, alfileres debajo de las coronas de los dientes, etc.),
  3. la presencia de un marcapasos
  4. implantes electrónicos o ferromagnéticos del oído medio.

Las contraindicaciones relativas incluyen:

  1. segundo y tercer trimestre del embarazo,
  2. claustrofobia (miedo a estar en un espacio confinado),
  3. la presencia de tatuajes hechos con pigmentos a base de compuestos metálicos,
  4. prótesis valvulares cardíacas,
  5. bomba de insulina
  6. implante no ferromagnético del oído interno,
  7. La necesidad de un monitor fisiológico.

Preparación para el procedimiento.

Según las indicaciones de emergencia, la resonancia magnética de la cavidad abdominal se puede realizar sin preparación. Sin embargo, con el estómago y los intestinos llenos, la presencia de gases puede reducir significativamente la calidad de las imágenes y dificultar el diagnóstico. Este problema puede eliminarse preparándose para una resonancia magnética de los órganos abdominales, que se lleva a cabo de acuerdo con el siguiente esquema.

  • Dieta. Se prescribe una dieta antes de una resonancia magnética abdominal durante 2-3 días solo para un examen del bazo y el páncreas. Para este período, se recomienda limitar la cantidad de carbohidratos en los alimentos. En todos los demás casos, el día anterior al procedimiento, es aconsejable abandonar el uso de verduras y frutas, pan integral, legumbres, todos aquellos productos que pueden causar la formación activa de gases en el intestino.
  • Restricciones de comida y agua. Es recomendable abstenerse de comer durante 8 horas antes del estudio, de beber durante 4-5 horas.
  • Medicación. En algunos casos, según las indicaciones de un médico, debe tomar carbón activado a razón de 2 tabletas por cada 10 kg de peso, así como no shpu.
  • Vaciado de intestino y vejiga. Inmediatamente antes del procedimiento, debe ir al baño.

¿Cómo es el procedimiento de examen?

Para el examen, se usa un aparato especial: un tomógrafo. El paciente se encuentra dentro del tomógrafo, donde es necesario permanecer quieto durante todo el examen. El interior del dispositivo es bastante ruidoso, por lo que se pueden ofrecer tapones para los oídos al paciente. El tiempo de examen puede tomar hasta 1 hora.

Los problemas de resonancia magnética pueden ocurrir en niños pequeños a quienes les resulta difícil permanecer en silencio durante mucho tiempo. Por lo tanto, de acuerdo con el anestesista, estos niños pueden ser examinados bajo anestesia general.

Que tipos existen

La resonancia magnética abdominal (OBP) siempre se prescribe de acuerdo con las indicaciones, según el modo de estudio seleccionado. Los siguientes tipos de diagnósticos están disponibles:

  • Encuesta de tomografía. En este caso, se realiza una resonancia magnética de todos los tejidos blandos del abdomen, que incluye los órganos de la cavidad abdominal y el espacio retroperitoneal.
  • Resonancia magnética abdominal con contraste. Al paciente se le inyecta un agente de contraste intravenoso, que se acumula en focos patológicos debido al aumento de la hemodinámica en esta área, y también permite revelar anomalías en la estructura de los plexos vasculares: dislocación de arterias y venas, hipoplasia y aplasia de vasos, protuberancias aneurismáticas. Informativo es una resonancia magnética del bazo con contraste, ya que el órgano recibe un suministro intensivo de sangre y la sustancia inyectada mejora la visualización del órgano.
  • Resonancia magnética de los vasos de la cavidad abdominal. Se lleva a cabo sin realce de contraste en modo angiográfico.

Dependiendo del área de estudio, se distinguen varios tipos de tomografía:

  • páncreas
  • hígado y vesícula biliar, conductos excretores,
  • intestinos
  • estomago
  • ganglios linfáticos
  • espacio retroperitoneal (visualice los riñones, las glándulas suprarrenales, el tracto urinario),
  • vasos de la cavidad abdominal.

Lo que se puede ver en la resonancia magnética

En la tomografía, puede encontrar las siguientes lesiones:

Indicaciones para las siguientes condiciones patológicas:

  • aclaración del diagnóstico después de otras medidas de diagnóstico: ultrasonido, examen endoscópico, CT,
  • lesiones abdominales, caídas de altura, accidentes de tránsito,
  • enfermedades inflamatorias del hígado, páncreas, intestinos,
  • abdomen agudo (apendicitis, peritonitis, perforación de un órgano hueco),
  • oncopatología de órganos (cáncer de hígado, páncreas, riñones, glándulas suprarrenales),
  • metástasis
  • ictericia de cualquier etiología (viral, mecánica, hemolítica),
  • hepatomegalia - palpación del hígado,
  • esplenomegalia - agrandamiento de la palpación del bazo,
  • enfermedades renales (glomerulonefritis, pielonefritis, luxaciones anatómicas y anormalidades estructurales),
  • formaciones benignas (quistes, hemangiomas, adenomas),
  • evaluación de la calidad de la atención médica y la dinámica del curso de la enfermedad (en el tratamiento de la patología del cáncer, período postoperatorio).

Ventajas del método de investigación

La resonancia magnética abdominal le permite juzgar la integridad de los órganos y proporciona información sobre la composición química de los tejidos. Las principales ventajas de la resonancia magnética en el estudio de los órganos peritoneales incluyen:

  1. Seguridad, indolora del estudio (este método de diagnóstico no implica intervenciones quirúrgicas, no es invasivo, además, el efecto de los campos electromagnéticos no lo siente una persona).
  2. Alta eficiencia de investigación debido a la precisión de la visualización de los tejidos diagnosticados (las imágenes no se superponen entre sí).
  3. La ausencia de efectos secundarios de la tomografía debido a la falta de radiación, lo que permite realizar diagnósticos repetidamente a intervalos cortos.
  4. La capacidad de visualizar formaciones tumorales.

Resonancia magnética del hígado

En comparación con otros diagnósticos de radiación existentes, la resonancia magnética le permite identificar rápidamente diversas patologías del hígado. Durante el estudio, el paciente debe contener la respiración repetidamente, mientras que para determinar el período exacto de tiempo cuando es necesario hacer esto, existen protocolos especialmente diseñados.

El método sin contraste de MR-pancreatocolangiografía está dirigido a un estudio detallado de la región anormal del órgano en 3 planos con la capacidad de visualizar la permeabilidad del conducto pancreático, extrahepático e intrahepático. Usando este tipo de estudio, se revelan varias anormalidades en la estructura del hígado y la presencia de varias neoplasias en él.

La resonancia magnética con un agente de contraste se usa principalmente para detectar edema hepático, confirmar enfermedades oncológicas de este órgano y aclarar la etapa de desarrollo del cáncer. Además, al contrastar el tejido hepático, es posible estudiar el flujo sanguíneo en el hígado humano.

RM pancreática

El examen del páncreas mediante resonancia magnética, en comparación con otros diagnósticos de radiación, es el método más informativo para examinar los órganos internos de una persona, lo que permite detectar las siguientes patologías:

  • neoplasmas malignos,
  • quistes y neoplasias benignas,
  • piedras
  • fibrosis pancreática,
  • pancreatitis (aguda y crónica).

Quiste pancreático

La principal ventaja de este método en el estudio del tejido pancreático es la posibilidad de detección temprana de formaciones tumorales que no se visualizan en las etapas iniciales durante otros diagnósticos de radiación y se detectan solo en los períodos terminales del curso de la enfermedad. La detección oportuna del cáncer a través del diagnóstico por resonancia magnética le permite comenzar de inmediato el tratamiento y prevenir la aparición de metástasis.

IRM del páncreas

Además, con la ayuda de MR-colangiopancreatografía, se realiza un estudio de la bilis y los conductos pancreáticos para la permeabilidad.

Gracias a la visualización de secciones de tejido renal obtenidas por resonancia magnética, se detectan las siguientes patologías:

  • pequeñas neoplasias (incluidas piedras),
  • tumores malignos en las etapas primarias, no determinados por otros diagnósticos de radiación,
  • violación de la estructura de los órganos.

Este método de prueba de riñón también se usa en medicina para determinar criterios tales como:

  • condición del flujo sanguíneo renal,
  • función excretora de los riñones,
  • función de concentración renal,
  • uniformidad de estructuras tisulares.

Las principales razones para derivar a un paciente al diagnóstico de riñón a través de resonancia magnética:

  • dolor lumbar severo
  • deterioro en las pruebas de orina, incluida la detección de impurezas en la orina,
  • cambio en la cantidad de orina excretada durante la micción,
  • sospecha de la presencia de cálculos renales u otras formaciones (así como el cuadro clínico poco claro después de otros diagnósticos),
  • La necesidad de controlar la dinámica del tratamiento de los órganos del sistema genitourinario.

Resonancia magnética del bazo

Al examinar el bazo en busca de diversas enfermedades, la resonancia magnética es un método eficaz que le permite diagnosticar con mayor precisión y rapidez a un paciente.

Usando esta técnica de investigación, se estudia la estructura del bazo, su tamaño y ubicación en relación con otros órganos. La resonancia magnética le permite identificar un bazo "errante", así como detectar un bazo adicional o lóbulos adicionales en el bazo del paciente.

Las imágenes obtenidas durante el diagnóstico visualizan enfermedades cancerosas del órgano que son difíciles de determinar con otros instrumentos, así como focos de infarto de bazo.

¿Cuándo es necesario un diagnóstico?

La resonancia magnética abdominal se usa como diagnóstico auxiliar de esta área anatómica, cuando el cuadro clínico sigue sin estar claro, en contraste con el ultrasonido, que se prescribe para confirmar el diagnóstico existente (si se conocen las causas específicas del mal funcionamiento de los órganos internos). Una resonancia magnética es una herramienta efectiva y altamente precisa para determinar el grado de procesos tumorales en los órganos peritoneales.

Los pacientes son enviados para obtener imágenes de resonancia magnética de los órganos peritoneales si sospechan las siguientes patologías:

  • aterosclerosis de la aorta,
  • agrandamiento y cirrosis del hígado,
  • colecistitis
  • pancreatitis aguda
  • anomalías en el desarrollo de los órganos peritoneales, en particular, anomalías en la forma de la vesícula biliar y la inversión del bazo (torsión de la pierna),
  • piedras en el tracto biliar, obstrucción de los canales,
  • quistes, tumores de diversos tipos y metástasis en los órganos del peritoneo y en los ganglios linfáticos,
  • fiebre tifoidea
  • cólico renal
  • trauma a los órganos peritoneales,
  • Daño mecánico a los riñones (por ejemplo, hematomas).

Usando contraste para MRI

Antes del inicio del procedimiento, el líquido de contraste se inyecta en el cuerpo humano a través de una vena, después de lo cual se distribuye en los tejidos de uno u otro órgano y le permite visualizar claramente los tejidos de los órganos en el monitor y en las imágenes, lo que mejora significativamente la calidad y la eficacia del diagnóstico.

Contraste en una resonancia magnética

En la mayoría de los casos, la resonancia magnética con contraste se realiza en casos de sospecha de neoplasias de diferente naturaleza, así como para controlar la dinámica del desarrollo de la enfermedad y la efectividad del tratamiento del cáncer.

Debido al hecho de que el agente de contraste se acumula en tumores y metástasis, el uso de este método permite detectarlos con precisión, así como aclarar su ubicación e identificar el alcance del daño a los órganos.

Preparación de estudio

El diagnóstico de la cavidad abdominal mediante resonancia magnética implica una preparación especial del paciente para el procedimiento. Antes de llevar a cabo es necesario observar los siguientes requisitos:

  • 3-4 días antes del estudio, comience una dieta especial con la excepción de los alimentos que provocan una mayor formación de gases de la dieta,
  • tome sorbentes (por ejemplo, carbón activado o blanco) en una dosis prescrita por su médico,
  • el día del procedimiento, abstenerse de comer 8 horas antes de comenzar.

La acumulación de gases en el intestino humano, así como el aumento de la motilidad intestinal pueden reducir la calidad de los resultados y reducir la posibilidad de un diagnóstico rápido y correcto, por lo tanto, estas recomendaciones no deben descuidarse.

Para realizar imágenes de resonancia magnética, el paciente debe:

    1. Use ropa espaciosa (por ejemplo, una bata o una bata de hospital, que se emite en la clínica).
    2. Deshágase de los accesorios de metal que distorsionan la imagen.
    3. Retire las dentaduras postizas (si las hay) y deseche el audífono.

Atencion Los pacientes con marcapasos no pueden hacerse una resonancia magnética porque su trabajo puede verse afectado por el campo magnético generado por el tomógrafo.

Diagnóstico de la cavidad abdominal por resonancia magnética en la infancia

La resonancia magnética, por regla general, se prescribe para niños de 7 años. A la edad de menos de 6-7 años, el diagnóstico no es deseable, ya que requiere que el paciente esté en un estado de reposo completo durante todo el procedimiento. Si el paciente se mueve durante el estudio, la calidad de las imágenes se verá afectada, por lo que los resultados pueden ser cuestionados. Si la IRM sigue siendo la única forma de identificar el cuadro clínico de una enfermedad de un niño menor de 7 años, el procedimiento puede realizarse bajo anestesia general, lo que garantiza la inmovilidad del paciente.

Opinión del doctor

Al completar la resonancia magnética abdominal, el paciente recibe la opinión de un médico e imágenes de órganos y tejidos obtenidos durante el estudio. La conclusión en sí misma no es el diagnóstico final, sino que sirve como una herramienta auxiliar para que el médico tratante identifique una enfermedad en particular y prescriba el tratamiento adecuado.

Indicaciones para la RM suprarrenal

El estudio se lleva a cabo con la sospecha de la presencia de tumores, lesiones traumáticas, trastornos endocrinos del cuerpo. Es posible que sea necesario escanear antes y después de la cirugía para coordinar las acciones de un especialista y monitorear la dinámica de la salud del paciente después de que se hayan tomado medidas terapéuticas.

La razón más común para referirse a la resonancia magnética es una desviación del nivel normal de hormonas suprarrenales detectadas en los análisis de sangre de laboratorio. La razón también puede ser la necesidad de aclarar los datos de otros estudios instrumentales (CT, ultrasonido).

Los signos de mal funcionamiento de la glándula pueden ser:

  • hinchazón de las extremidades y la cara,
  • pérdida de cabello
  • la aparición en la apariencia de una persona de rasgos del sexo opuesto,
  • insomnio o, por el contrario, un deseo constante de dormir,
  • dolores de cabeza y mareos,
  • presión arterial alta, así como sus fuertes caídas,
  • taquicardia
  • depresión emocional y depresión del paciente,
  • cambios bruscos de humor y otros.

¿Cuándo se indica la RM suprarrenal con contraste?

La indicación más común para la RM suprarrenal es un tumor sospechoso. Tal estudio es más efectivo usando mejora de contraste. La IRM suprarrenal con contraste mostrará el tamaño, la forma y los límites de la neoplasia, su estructura, así como la participación de órganos y tejidos blandos cercanos.

El uso de un medio de contraste para la resonancia magnética es relativamente seguro, se excreta de forma independiente sin tomar ninguna medida adicional, no se acumula en los tejidos y no deja rastros, sin embargo, el contraste está contraindicado en enfermedades hepáticas y renales graves en el primer trimestre del embarazo. y con intolerancia individual a los componentes de contraste, lo cual, sin embargo, es bastante raro.

¿Qué muestra la RM suprarrenal?

El estudio muestra un cambio en la estructura de las glándulas y la presencia de inflamación en ellas. Las causas de los cambios estructurales son principalmente tumores benignos o malignos de las glándulas (adenoma, feocromocitoma, neuroblastoma, ganglioneuroma y otros). La inflamación puede ser causada por una lesión orgánica, en cuyo caso una resonancia magnética mostrará la presencia o ausencia de hemorragia en las glándulas suprarrenales. A veces se detectan calcificaciones.

Los tumores que pueden producir hormonas no siempre se encuentran en las glándulas suprarrenales. Por ejemplo, los feocromocitomas en el 10% de los casos se encuentran en órganos vecinos. Por lo tanto, para una búsqueda adicional, puede ser necesario realizar una resonancia magnética de otros departamentos: espacio retroperitoneal, cavidad abdominal, tórax.

¿Qué es mejor que una resonancia magnética suprarrenal o una tomografía computarizada?

Muchas personas se preguntan qué tipo de estudio elegir: resonancia magnética o tomografía computarizada de la glándula suprarrenal. Después de todo, ambos métodos son indoloros y modernos, dan resultados precisos. La resonancia magnética y la tomografía computarizada pueden determinar el tamaño de los órganos, la estructura de los tejidos e identificar formaciones tumorales. Pero no son igualmente informativos y seguros, tienen una serie de características.

Ventajas de la resonancia magnética sobre la computadora

  • La resonancia magnética no se usa al escanear radiografías dañinas,
  • mejor que la tomografía computarizada de tejidos blandos y vasos sanguíneos,
  • permite diferenciar los tumores benignos de los malignos,
  • permitido durante el embarazo (excepto el primer trimestre),

Sin embargo, la resonancia magnética de la glándula suprarrenal generalmente se realiza después de obtener una TC o una ecografía en los casos en que se requiere una imagen más detallada o clara para hacer un diagnóstico preciso. La resonancia magnética es un poco más cara que la tomografía computarizada y la ecografía, por lo que los médicos intentan hacer menos por el paciente. Si se sospecha un tumor, generalmente se usa IRM, como es el caso de las patologías vasculares.

Al mismo tiempo, la resonancia magnética tiene desventajas:

  • Es necesario estar mucho tiempo parado en el tomógrafo,
  • alto nivel de ruido producido por el tomógrafo,
  • Está contraindicado para personas con dispositivos electrónicos implantados que pueden verse afectados por el campo magnético del tomógrafo ...

Solo un especialista puede determinar qué diagnóstico será mejor en su caso.

¿Cómo se hacen las IRM suprarrenales?

La preparación para el estudio no lleva mucho tiempo. Por lo general, los expertos recomiendan que cumpla con las siguientes reglas:

  • un día antes del procedimiento, rechace los alimentos demasiado grasos y picantes, la comida rápida, el alcohol, los refrescos, los alimentos que causan una mayor formación de gases
  • 6-8 horas antes del diagnóstico, debe rechazar completamente los alimentos para escanear con el estómago vacío,

En algunos casos, cuando el estudio debe realizarse de inmediato, la exploración se realiza sin preparar primero al paciente.

La ropa en una persona dentro del tomógrafo no debe obstaculizar el movimiento y tirar del cuerpo, contener partes metálicas. Además, el paciente no debe tener joyas metálicas, relojes y bolsillos que contengan dispositivos electrónicos y productos hechos de metal o aleaciones.

Procedimiento

El procedimiento de escaneo en sí se lleva a cabo en varias etapas:

  • Consulta preliminar. El médico examina al paciente, descubre si es posible realizar una resonancia magnética.
  • La introducción del medio de contraste, realizada inmediatamente antes del diagnóstico. Se realiza en casos donde es necesario, por ejemplo, con sospecha de patologías vasculares y tumorales.
  • El procedimiento de escaneo en sí. Una persona se acuesta en un sofá móvil, en el que se fija con correas especiales. Dentro de los 15-20 minutos, cuando el procedimiento dura, el paciente debe mantener la inmovilidad completa para obtener imágenes claras.
  • Una vez que se completa el diagnóstico, el sofá abandona el tubo del tomógrafo y la persona sale de los cinturones. Ahora debe esperar un poco para asegurarse de que el escaneo haya sido exitoso y que se hayan registrado todos los datos.
  • Procesando los resultados. El especialista procesa los datos recibidos, sobre la base de los cuales imprime o escribe imágenes en un medio electrónico, si es necesario, construye una imagen tridimensional del área del problema, lo que permite una visualización más precisa de la patología.

Después de estas manipulaciones, una persona puede llevar un estilo de vida familiar, someterse a un examen y tratamiento adicionales. Los datos obtenidos durante las imágenes de resonancia magnética en la mayoría de los casos permiten hacer un diagnóstico preciso incluso en las primeras etapas de la enfermedad, por lo tanto, el tratamiento de la enfermedad se puede iniciar de manera oportuna y se pueden evitar muchas consecuencias negativas.

¿Qué órganos internos se pueden examinar con resonancia magnética?

El principio de funcionamiento de una cámara de resonancia magnética es el efecto de un campo electromagnético en los átomos de hidrógeno ubicados en las células de varios órganos. De lo que se deduce que los órganos huecos de la cavidad abdominal, como el estómago y los intestinos, la resonancia magnética (IRM) no puede visualizar.

Pero los órganos restantes de la cavidad abdominal y el espacio retroperitoneal (OBP y ZP) con IRM se ven perfectamente no solo en varios planos, sino también a diferentes profundidades. Durante el procedimiento, se estudian las características estructurales y la presencia de cambios patológicos en el hígado, el páncreas, la vesícula biliar, el bazo, los órganos pélvicos y el sistema urinario: los riñones, las glándulas suprarrenales y los uréteres.

Además, la resonancia magnética de la cavidad abdominal y el espacio retroperitoneal le permite explorar el páncreas y los conductos biliares, los vasos sanguíneos, las fibras nerviosas y los ganglios linfáticos ubicados en el área de estudio. Una gran cantidad de información obtenida proporciona un reconocimiento rápido de los procesos patológicos y su impacto en los tejidos u órganos cercanos.

¿Cuándo se recomienda hacerse una resonancia magnética?

El procedimiento se prescribe en muchos casos, porque muestra una resonancia magnética de la cavidad abdominal en casi todas las patologías conocidas actualmente por la medicina. Estos incluyen procesos inflamatorios, infecciosos, destructivos, distróficos, oncológicos, así como anormalidades en el desarrollo de órganos, tanto congénitos como adquiridos. La resonancia magnética de la cavidad peritoneal permite evaluar el tamaño de la luz de los vasos sanguíneos y los conductos del hígado, la vesícula biliar y el páncreas.

En consecuencia, la resonancia magnética de los órganos del espacio retroperitoneal visualiza los riñones, el tracto urinario y los vasos y nervios ubicados en esta área. Dado que el diagnóstico de campos electromagnéticos es bastante costoso, en la mayoría de los casos inicialmente, en presencia de signos de enfermedad, se prescriben otros métodos menos costosos, por ejemplo, ultrasonido o rayos X.

Y solo cuando estos procedimientos no proporcionaron información para el diagnóstico o si es necesario aclarar la confiabilidad de los materiales de investigación obtenidos, existe la necesidad de una resonancia magnética. El procedimiento a menudo se hace necesario antes de la cirugía, por ejemplo, para determinar con precisión los límites y la naturaleza de los tumores. Además, la resonancia magnética abdominal le permite verificar el progreso del proceso postoperatorio y terapéutico.

Para los pacientes con cáncer, el diagnóstico, como la resonancia magnética, es la mejor opción que no proporciona exposición adicional a la radiación, lo que se compara favorablemente con la TC (tomografía computarizada). Pero determinar la presencia y el tipo de cálculos (cálculos) en la vesícula biliar, los riñones, sus conductos y uréteres con su ayuda es imposible, ya que las sales de calcio no tienen átomos de hidrógeno y no se visualizan con IRM.

¿Qué enfermedades se diagnostican durante el examen?

La resonancia magnética de la cavidad abdominal y el espacio retroperitoneal mostrará todos los cambios patológicos que ocurren en esta área. Por lo tanto, los médicos en la mayoría de los casos, para aclarar el diagnóstico y evitar errores o imprecisiones en el nombramiento de métodos terapéuticos, recomiendan someterse a este examen.

Entonces, se muestra el diagnóstico:

  • con desarrollo anormal: un aumento o disminución, un cambio en forma y estructura,
  • detección de procesos inflamatorios (para aclarar su localización),
  • enfermedades vasculares: aneurismas, trombosis,
  • patologías tisulares: distrofia, cirrosis, fibrosis, necrosis,
  • con daño en el abdomen: lesiones, hematomas, ruptura de órganos,
  • acumulación de líquido en la cavidad abdominal - ascitis,
  • neoplasias benignas: quistes, hiperplasias, lipomas, adenomas,
  • procesos malignos (para determinar focos primarios y metástasis).

Indicaciones para la investigación.

En la mayoría de los casos clínicos, la resonancia magnética es un método que muestra y aclara el tipo de patología, y se realiza después de un examen de ultrasonido, radiológico u otro tipo de examen.

  1. Confirmación o detección de anormalidades en el desarrollo de estructuras internas de la cavidad abdominal.
  2. Si sospecha daños en el tejido o los conductos del hígado (tipo primario o secundario).
  3. Diagnóstico de degeneración grasa, abscesos (purulentos o amebianos).
  4. La presencia de formaciones volumétricas, como quistes, por ejemplo, equinococo.
  5. Sospecha de un proceso tumoral (tanto maligno como benigno).
  6. Cirrosis del hígado.
  7. Patología del sistema de conductos biliares.
  8. Analizar la dinámica del proceso patológico y la efectividad de su terapia.
  9. Después de lesiones traumáticas.
  10. Pancreatitis en forma aguda y crónica.
  11. Daño al bazo: tumores, lesiones, hemorragias, abscesos.
  12. Con esplenomegalia.
  13. Si el paciente no tolera la introducción de sustancias radioopacas (por ejemplo, es imposible realizar una urografía excretora de contraste).
  14. Si otros métodos han revelado una neoplasia volumétrica, la resonancia magnética ayudará a aclarar su naturaleza: una variante de la estructura anatómica, la presencia de quistes, su tipo.
  15. Diagnóstico de procesos patológicos localizados en el espacio perinéfrico.
  16. Para el diagnóstico de tumores renales en pacientes con una clínica adecuada.
  17. Muestra anormalidades del sistema genitourinario.
  18. Si hay evidencia de daño a las glándulas suprarrenales.
  19. Aclaración del diagnóstico de patología de la glándula suprarrenal si se obtuvieron datos preliminares con otros métodos de investigación (ultrasonido, gammagrafía, angiografía).

Algunas reglas antes del procedimiento.

  1. Para que las estructuras de la cavidad abdominal se visualicen mejor, es necesario abandonar los productos que aumentan la producción de gas en 24 horas: pan integral, legumbres, verduras y frutas frescas, productos lácteos y bebidas gaseosas.
  2. Para eliminar la flatulencia, puede tomar sorbentes (la opción más simple es carbón activado, Enterosgel).
  3. Con espasmos severos, se recomienda tomar No-shpa.
  4. Se recomienda a los pacientes excitantes que hagan sedantes, duerman mucho antes del estudio.
  5. Los pacientes con función motora intestinal mejorada pueden tomar Buscopan.

El estudio que utiliza un escáner de resonancia magnética se utiliza en el diagnóstico de enfermedades de las glándulas suprarrenales, los riñones y la fibra ubicada en el espacio perinefral. De particular importancia es el estudio del hígado, el médico debe evaluar la condición de su parénquima, su densidad, tamaño de órgano y cambio de forma.

La resonancia magnética del hígado proporciona principalmente información sobre la presencia de hemangiomas, tumores, quistes, metástasis de otros órganos y tejidos. Además, el hígado es la primera barrera para una gran cantidad de sustancias tóxicas; por lo tanto, los cambios en su tejido asociados con el daño tóxico son claramente visibles en la resonancia magnética.

La resonancia magnética es una de las técnicas no invasivas más informativas utilizadas en el diagnóstico diferencial de la patología de los órganos internos. La RM tiene ventajas indudables: la imagen es de alta calidad, el plano en el que se tomarán las imágenes es arbitrario, esto mejora significativamente la calidad de los diagnósticos tópicos. Esto es especialmente notable durante el diagnóstico de los conductos biliares ubicados tanto en el parénquima hepático como más allá, y su relación con el tumor.

La resonancia magnética de los órganos internos huecos, principalmente los intestinos, permite evitar una radiografía, en la que el paciente recibe una dosis de radiación. Esta es una técnica segura, sin dolor, a veces requiere una preparación preliminar. La resonancia magnética de las asas intestinales es necesaria cuando se monitorizan enfermedades crónicas, tumores y patologías de fondo benignas (por ejemplo, una forma familiar de poliposis).

Al realizar una resonancia magnética de la cavidad abdominal, es recomendable preparar los intestinos. Prepararse para una resonancia magnética abdominal es un enema de limpieza. El médico inserta una sonda con una punta suave, luego infunde 150 ml de agua. Al mismo tiempo, se administra un medicamento por vía intravenosa al paciente, lo que ralentiza la motilidad intestinal por un corto tiempo. El intestino se visualiza mediante el uso de un medio de contraste.

La MTR de los órganos abdominales ha adquirido una importancia significativa en el diagnóstico de enfermedades tumorales de las glándulas suprarrenales y los riñones. Existen protocolos especiales que son altamente sensibles a la presencia de depósitos grasos en los tumores adenomatosos. Esto nos permite diferenciar las neoplasias malignas de las benignas con alta precisión diagnóstica. Sin embargo, la resonancia magnética no se usa para determinar la presencia de cálculos renales, ya que no muestra cálculos. En tales casos, es aconsejable utilizar tomografía computarizada en espiral.

La resonancia magnética abdominal con contraste proporciona información mucho más precisa sobre la patología. En casi el 85% de los casos, las clínicas líderes en el mundo usan el método en combinación con contraste. ¿Cuándo es importante hacer un estudio de estructuras internas con contraste? En casos de diagnóstico precoz de enfermedades tumorales, patología asociada al lecho vascular, en el diagnóstico de enfermedades del cerebro, órganos y tejidos del cuello.

El contraste más utilizado es Visipack y Omnipack. La sustancia se suministra automáticamente con una jeringa.El programa establece la velocidad y la dosis, según la tarea de diagnóstico y el alcance del estudio.

La resonancia magnética abdominal con contraste tiene sus contraindicaciones: alta sensibilidad a las preparaciones de yodo, insuficiencia renal. Entre las contraindicaciones relativas: diabetes, etapa descompensada, tirotoxicosis.

Al realizar un estudio con contraste, se debe prestar atención a la condición del paciente. El paciente también debe informar a tiempo el deterioro de la salud. Puede causar náuseas, sarpullido (urticaria), dolor en los globos oculares, estornudos, asfixia, picazón y adelgazamiento de las heces.

MRI o CT, cómo elegir

Vale la pena saber que estos son dos métodos fundamentalmente diferentes, es difícil combinarlos de cualquier manera. La principal diferencia es el método físico que se utiliza en el dispositivo. Con CT, la base son las radiografías. Un haz de rayos, como un abanico, escanea un área específica del cuerpo, luego la señal se convierte en una imagen. Una resonancia magnética utiliza un campo magnético, paralelo a él hay átomos de hidrógeno en el cuerpo humano. Los tejidos y los órganos tienen un número diferente de átomos de hidrógeno, por lo tanto generan señales de diferentes intensidades.

La resonancia magnética es más efectiva en casos de lesiones difusas o focales de tejido cerebral, con enfermedades de la transición craneoespinal, médula espinal, estructuras de la fosa craneal posterior, así como patología articular.

Con la resonancia magnética es mejor visualizar tejidos blandos como ligamentos, tendones y cartílagos. Los huesos se ven peor. Quizás la resonancia magnética más utilizada se haya encontrado en neurología y neurocirugía (lesiones cerebrales, incluso antiguas, sospecha de un proceso oncológico, accidentes cerebrovasculares en una etapa tardía). Además, el flujo sanguíneo vascular en sí tiene un contraste natural, por lo tanto, es posible diagnosticar anomalías del lecho vascular sin usar drogas.

Sin embargo, en algunas situaciones difíciles, los médicos tienen que recurrir a una combinación de ambos métodos.

Como es el diagnostico

La investigación se lleva a cabo en una sala especial. El paciente se recuesta en la mesa, que se importa al aparato. La duración del procedimiento es de hasta 30 minutos.

Con la introducción de un medio de contraste, el tiempo requerido para el estudio se duplica. Primero, se realiza una exploración nativa sin contraste, y luego se administra el medicamento.

Descifrando los resultados

Durante el diagnóstico, todos los datos escaneados se transmiten al monitor del médico. El paso de escaneo en dispositivos modernos es de 0,5 mm. En algunos dispositivos, es posible modelar en 3D los órganos abdominales y el espacio retroperitoneal.

Durante el estudio, el paciente debe observar la inmovilidad, ya que cualquier movimiento durante el procedimiento puede provocar la aparición de artefactos y distorsionar el resultado final. Se recomienda llevar los resultados de diagnóstico anteriores al estudio, en cuyo caso el médico podrá hacer una descripción comparativa.

En la interpretación de la resonancia magnética abdominal, se indica la presencia de formaciones de volumen, sus tamaños y localización exacta. Se indican las dimensiones exactas de los órganos parenquimatosos (hígado, bazo, páncreas, riñones), se registran las dislocaciones de la ubicación de los órganos. En conclusión, se describe la densidad de los tejidos parenquimatosos, se supone la naturaleza del contenido de líquido de las formaciones quísticas (quiste ordinario, equinococo, absceso, hemangioma).

Un estudio angiográfico indica anomalías en el desarrollo de la red vascular, ausencia o hipoplasia de los grandes vasos, estrechamiento anatómico patológico (coartación, estenosis) y protrusión de la pared vascular (aneurisma).

Los resultados se conocen 2 horas después de la resonancia magnética. El paciente puede obtener una selección de imágenes en las que la patología es mejor visible. Los resultados pueden proporcionarse electrónicamente en un disco o enviarse a un paciente o médico por correo electrónico. Cuando se le solicite, puede restaurar los resultados en cualquier momento, ya que se almacenan durante mucho tiempo en la memoria de la computadora.

¿Qué tan seguro es el procedimiento de resonancia magnética?

El estudio es mínimamente invasivo e indoloro. Sin embargo, si hay contraindicaciones, las consecuencias adversas son posibles en forma de:

  • interrupción de la bomba de insulina, marcapasos,
  • desplazamiento de clips vasculares,
  • la aparición de quemaduras en el sitio del tatuaje,
  • La formación de anormalidades del feto durante el diagnóstico en mujeres embarazadas.

El período de lactancia no es una contraindicación para el diagnóstico, pero después del estudio se recomienda transferir al bebé a mezclas artificiales por un corto tiempo para 3-4 alimentaciones. Dichas precauciones están asociadas con el "reaseguro" y las posibles consecuencias poco conocidas sobre el cuerpo del niño.

Un estudio de contraste debe abordarse con extrema precaución, ya que si hay contraindicaciones, se puede formar un shock anafiláctico y otras reacciones alérgicas. La insuficiencia renal puede agravarse, ya que el fármaco es excretado por el sistema urinario y puede dañar aún más el aparato glomerular del riñón.

Cuanto cuesta el procedimiento

La investigación es cara. En promedio, el precio de la tomografía de barrido abdominal oscila entre 5 y 9 mil rublos. Si es necesario realizar un estudio de contraste, el costo del diagnóstico se duplica y en algunos centros médicos privados alcanza los 15 mil rublos.

Es posible realizar diagnósticos gratuitos en una orden planificada o de emergencia si hay una política e indicaciones directas y la derivación de un médico. Los oncólogos, cardiólogos, nefrólogos, urólogos, cirujanos y otros especialistas emiten una referencia para el diagnóstico.

El procedimiento de resonancia magnética abdominal es un método moderno de investigación de diagnóstico altamente informativo. Ayuda a identificar muchas patologías de los órganos abdominales, así como el espacio retroperitoneal. Si es necesario, es posible construir un modelo 3D, que ayuda a determinar las tácticas de intervención quirúrgica. Un estudio dinámico puede determinar el curso de la enfermedad (progresión o regresión), la efectividad de la terapia. La principal desventaja es el costo del procedimiento.

Preparación para el estudio

Para que la resonancia magnética de los órganos internos ubicados en la cavidad abdominal y el espacio retroperitoneal proporcionen las imágenes más precisas de las áreas examinadas, el paciente debe prepararse con anticipación para el procedimiento. El proceso preparatorio incluye una dieta que ayuda a reducir la formación de gases y la fermentación, limpiando los intestinos y tomando los medicamentos necesarios.

Dieta para la flatulencia

Para minimizar el proceso de formación de gases en el estómago y los intestinos, es necesario cumplir con las siguientes reglas de nutrición 3-4 días antes del estudio planificado. En primer lugar, es necesario excluir los productos que causan el proceso de formación de gases, y en segundo lugar, es necesario cambiar a nutrición fraccionada. Los alimentos prohibidos que contribuyen a la flatulencia incluyen:

  • verduras y frutas crudas, legumbres,
  • bollos, dulces y pan integral,
  • carnes grasas, pescados, quesos,
  • encurtidos, carnes ahumadas, picantes, frituras,
  • productos lácteos (exclusión de requesón),
  • bebidas gaseosas y agua, alcohol,
  • sopas y caldos ricos y fuertes.

Si es posible, este alimento debe excluirse por completo de la dieta o su uso debe minimizarse, bueno, esto es solo en casos extremos y con el permiso del médico tratante. Su menú al momento de la preparación para el diagnóstico de la computadora con un campo magnético que necesita hacer:

  • de variedades bajas en grasa de carne, pescado, hervido o al vapor,
  • caldos de verduras, caldos de carne débiles y sopas de ellos,
  • kéfir o leche sin grasa: no más de 2 vasos por día,
  • té débil, gelatina, fruta estofada y agua sin gas,
  • huevos cocidos - no más de 1 pieza por día,
  • tipos de queso y requesón bajos en grasa.

El proceso de formación de gases se reduce no solo debido a una nutrición adecuada, sino que la preparación implica una nutrición fraccionada, que consiste en comidas frecuentes, al menos 5-6 veces, pero pequeñas. Si el paciente llega al procedimiento no suficientemente preparado, a menudo sucede que muestra una resonancia magnética del espacio retroperitoneal y la cavidad abdominal con una imagen poco confiable debido a los gases presentes.

Con flatulencia, en los gases que se acumulan en el intestino, el hidrógeno es aproximadamente del 47%, lo que necesariamente se visualizará durante el diagnóstico. Como resultado, el médico que describe las imágenes no podrá dar una interpretación final y deberá realizar una costosa resonancia magnética nuevamente.

Limpieza intestinal

El día antes de una resonancia magnética, debe vaciar los intestinos y hacerlo de manera óptima por la noche. Si el paciente es propenso al estreñimiento, puede usar cualquier laxante, desde métodos alternativos hasta medicamentos. Para limpiar el colon, el aceite de girasol, la tintura de espino cerval, heno, sulfato de magnesio o Guttalax, Senade y otros son adecuados. En caso de ineficiencia de los fondos tomados, en la mañana antes del procedimiento, debe colocar un enema de limpieza o un microclyster.

Tomar medicamentos

El día antes del examen, debe comenzar a tomar adsorbentes: carbón activado o blanco, mezim, enterosgel, esto ayudará a reducir la formación de gases y la fermentación. Media hora antes del inicio del procedimiento, debe tomar un medicamento antiespasmódico: No-shpu (1-2 tabletas). En el caso de que el paciente tome constantemente ciertos medicamentos, debe consultar a un médico con anticipación, ya que antes del estudio no puede beber líquido durante 4-6 horas y no puede comer nada durante 6-8 horas. Si es necesario, realice una resonancia magnética en caso de emergencia, el procedimiento se realiza sin preparación.

Mejora de contraste MRI

Cuando se requiere una visualización de alta calidad de focos tumorales, áreas con trastornos circulatorios (isquemia), procesos inflamatorios y fibróticos, se prescribe una resonancia magnética con contraste. Los órganos internos ubicados en la cavidad abdominal, en la mayoría de las situaciones, se examinan de esta manera. En este caso, uno de los medicamentos creados a base de sales de gadolinio, como Gadovist, Magnevist, Omniskan y otros, se administra por vía intravenosa.

Cuando el contraste entra en los vasos sanguíneos, se tiñen y se acumulan en varios tejidos de los órganos. En este caso, la tasa de acumulación y excreción de una sustancia depende directamente del suministro de sangre del tejido y la tasa metabólica. Antes de dicho procedimiento, es obligatorio realizar una prueba de sensibilidad del paciente al medicamento utilizado para evitar la aparición de reacciones alérgicas. La introducción de un medio de contraste está contraindicada en pacientes con insuficiencia renal, así como en mujeres embarazadas y lactantes.

Proceso de diagnóstico

El procedimiento es absolutamente indoloro e inofensivo, solo hay dos factores que pueden hacer que el proceso sea un poco incómodo. Este es el ruido de un dispositivo que funciona y el requisito para la máxima inmovilidad del paciente. Pero en el primer y en el segundo caso, el problema está resuelto: para reducir el efecto de ruido, se emiten auriculares y el sujeto se fija con correas y rodillos especiales. Después de ubicar al paciente en la mesa del equipo del sillón y fijarlo, el sillón ingresa al túnel del tomógrafo y comienza la exploración.

Para las personas que sufren de claustrofobia, se recomienda que el procedimiento se realice en tomógrafos con circuito abierto, esto les permite someterse cómodamente a un examen tan desagradable, debido al miedo. Esto se evidencia por las numerosas revisiones de tales pacientes. El dispositivo tiene una comunicación bidireccional, según la cual el diagnóstico puede comentar sobre el curso del estudio, manteniendo al paciente informado, y el examinado, a su vez, puede solicitar en cualquier momento interrumpir el procedimiento si de repente comienza a entrar en pánico.

También puede llevar a alguien cercano a usted para el diagnóstico, de modo que esté en la sala de diagnóstico y brinde apoyo moral al paciente. El examen dura de 30 a 60 minutos, y si el procedimiento se lleva a cabo utilizando contraste, el proceso se retrasa casi dos veces. Al final, el paciente puede esperar un par de horas y se le darán los resultados del diagnóstico, decodificados y descritos por el médico en forma de imágenes y grabaciones en medios digitales.

¿Qué técnica de encuesta elegir?

Existen dos métodos efectivos para diagnosticar los órganos abdominales: la tomografía computarizada (CT) y la resonancia magnética (MRI).
La TC se realiza con un equipo de rayos X. La irradiación con rayos X se realiza en el paciente, los datos recibidos se escanean en un monitor. Este método de diagnóstico se utiliza para la investigación ósea. CT, los expertos recomiendan tener lugar cada seis meses o un año. La exposición excesiva a la radiación ionizante para exponer el cuerpo no es deseable para los humanos, a fin de evitar consecuencias negativas.
La resonancia magnética de los órganos abdominales se lleva a cabo mediante ondas electromagnéticas, por lo que se puede realizar en cantidades ilimitadas sin dañar al paciente.

Recomendaciones para el procedimiento.

La resonancia magnética no es un método de diagnóstico barato, por lo que se requiere una preparación cuidadosa. Esto ayudará a reducir el costo del reexamen de la cavidad abdominal en caso de resultados incorrectos del examen.

La resonancia magnética reemplaza completamente otras técnicas de diagnóstico, sin embargo, para obtener un diagnóstico preciso, se deben seguir una serie de reglas simples.

Tipos populares de tomógrafos: interiores y exteriores

Se presenta un tomógrafo cerrado en forma de tubo con una mesa retráctil para el paciente, en el que se puede ubicar para la sesión.
A pesar de la simplicidad de la estructura de esta unidad, todavía es capaz de causar algunos inconvenientes. Incluso con buena salud, el espacio cerrado y el ruido de los equipos de trabajo pueden causar temor en el paciente que se examina dentro.
El sistema abierto es más cómodo, le permite examinar a pacientes y niños altos y obesos sin anestesia. Tal tomógrafo proporciona un estado más relajado para el paciente en el momento del procedimiento.

Indicaciones para resonancia magnética

La resonancia magnética abdominal es el método de diagnóstico más costoso. Una referencia a dicho procedimiento se emite solo en caso de indicaciones extremadamente dudosas de otros diagnósticos ya aprobados o en presencia de una enfermedad grave. Además, el procedimiento puede asignarse para estudiar la dinámica del desarrollo de ciertas enfermedades o para monitorear el proceso de tratamiento.

Se emite instrucciones en caso de:

  • lesiones y contusiones de órganos internos,
  • hemorragia interna cerrada,
  • violación de la presión arterial y enfermedades isquémicas de la zona abdominal,
  • inflamación en el abdomen,
  • ascitis
  • escalada de órganos
  • falla del conducto biliar
  • enfermedad estomacal aguda,
  • inflamación pancreática
  • anomalías patológicas de los órganos,
  • la formación de tumores, quistes, adenomas, detección de metástasis,
  • consecuencias postoperatorias
  • contraindicaciones para otros procedimientos de diagnóstico.

Por lo general, los médicos no envían de inmediato la resonancia magnética, por varias razones: la resonancia magnética se considera un diagnóstico costoso que no todos pueden pagar, y también porque es obligatorio que el paciente permanezca inmóvil al momento del procedimiento durante 30 minutos, lo que puede ser inconveniente en ciertos casos.

¿Qué órganos se pueden examinar?

La resonancia magnética del espacio retroperitoneal muestra las funciones y la estructura:

  • hígado
  • vesícula biliar y tracto biliar,
  • vasos sanguíneos
  • bazo
  • páncreas
  • ganglios linfáticos
  • glándulas suprarrenales y riñones,
  • órganos pélvicos
  • sistema urinario
  • tejidos blandos de la zona abdominal.

Preparación para resonancia magnética con contraste

Los procedimientos con contraste generalmente se prescriben para pacientes con cáncer. La solución inyectada no representa una amenaza para el desarrollo de la enfermedad para el paciente mismo. Los efectos secundarios están ausentes sujetos a una serie de reglas.
Para prepararse adecuadamente para una resonancia magnética de los órganos internos, el paciente debe abstenerse de comer durante 6-12 horas.
Antes de la sesión, el paciente se inyecta en la vena con una solución especial de sales de gadolinio o complejos de quelatos con la adición de iones de gadolinio.
Si se detecta disfunción renal, la resonancia magnética con contraste está contraindicada.

¿Cómo prepararse para la resonancia magnética de los órganos abdominales del niño?

El programa preparatorio para la resonancia magnética de los bebés se lleva a cabo casi de la misma manera que en los adultos, con solo algunas adiciones.
Dada la energía de los niños y su desarrollo, los bebés menores de 7 años reciben una anestesia intravenosa fácil, esto les proporciona inmovilidad y evita la distorsión durante la sesión.
Para realizar una resonancia magnética abdominal, con o sin contraste, el niño debe soportar al menos 8 horas de ayuno.
El día que se examina al niño, es necesario despertarlo una hora antes de lo habitual y evitar que duerma antes del inicio de la sesión. Esto es importante!

¿Quién debe someterse a una resonancia magnética?

Se recomienda la resonancia magnética abdominal en caso de daño a los tejidos blandos y los órganos internos.
El diagnóstico de resonancia magnética determina la formación de quistes y el proceso de desarrollo de la enfermedad. Tal procedimiento se considera un asistente indispensable en cirugía para preparar al paciente para la cirugía.
El diagnóstico por resonancia magnética de los órganos abdominales se puede hacer por iniciativa propia contactando a un centro médico especial. Con los resultados del estudio, consulte a un médico para más consultas y tratamiento.
El médico escribe una dirección para una resonancia magnética de los órganos abdominales, si se detecta:

  • lesiones abdominales
  • bazo agrandado, hígado,
  • Enfermedad del Evangelio (ictericia)
  • diversas inflamaciones en el área abdominal,
  • ascitis
  • patología hepática
  • trombosis
  • lipomas
  • La formación de quistes y tumores.

Antes de la operación, el procedimiento indica las siguientes desviaciones:

  • diversas anomalías orgánicas
  • la presencia de cuerpos extraños,
  • mal funcionamiento de la circulación sanguínea
  • inflamación local
  • distrofia orgánica

Aquellos que deseen registrarse para una resonancia magnética de la cavidad abdominal por su cuenta, sin recibir la dirección de un médico, deben tener en cuenta que este diagnóstico no revela cálculos en los riñones, el uréter y la vesícula biliar. La resonancia magnética no está destinada al estudio de depósitos sólidos.

¿Con qué frecuencia puedes hacer una resonancia magnética?

En los pacientes que acudieron por primera vez a la IRM, surge una pregunta clave: "¿La IRM es perjudicial para el cuerpo y con qué frecuencia se puede hacer?"
La ciencia actual no proporciona información sobre los peligros de la IRM para los humanos. La práctica médica a largo plazo no confirma la presencia de efectos nocivos de los efectos de resonancia magnética. Sin embargo, pasar el diagnóstico más de 2-3 veces al día teóricamente perjudica al paciente, especialmente si se usa contraste, porque Esta sustancia química puede causar intoxicación del cuerpo y causar un fuerte golpe en los riñones.
La ciencia aún no conoce el efecto de la resonancia magnética en el feto de un niño y su madre. Por lo tanto, para garantizar la seguridad, los médicos no tienen prisa por someterse a una tomografía de mujeres al comienzo del embarazo, esto reducirá el riesgo de desarrollar patologías en el feto.
En la resonancia magnética no hay restricciones en la cantidad de procedimientos, a diferencia de la TC. La resonancia magnética es un procedimiento absolutamente indoloro sin radiación radioactiva, lo que significa que puede llevarlo a cabo todo lo que necesite sin dañar el cuerpo, incluso el niño más pequeño.
Al elegir una resonancia magnética abdominal, prefiere la técnica de investigación más efectiva e informativa, con la que puede controlar varios tipos de enfermedades internas. ¡Un programa de preparación exhaustivo para el procedimiento proporciona un diagnóstico confiable para el paciente!
Proteja su salud, en caso de molestias, debe consultar inmediatamente a un médico, rechazar la automedicación.